ACCIDENTE, ... o intención sesgada


Se disponía a enganchar con una cuerda el auto al vehículo de remolque, para de ese modo  llevarlo hasta un taller y repararlo, en eso estaba cuando intempestivamente otro automóvil conducido  por un individuo en manifiesto estado de ebriedad le choca y aprisiona su humanidad contra el auto, dejándole malherido para luego perder la vida”, … ¿este suceso  es un accidente?.  Para ampliar más la idea … “En Connecticut  EEUU un joven  dispara cuatro veces en la cabeza a su madre, luego se dirige a un colegio y asesina a 20 niños y 6 mujeres para luego quitarse la vida”, … ¿es este suceso un accidente?.

Por accidente se entiende el episodio imprevisto que altera la marcha normal o prevista de las cosas, en especial es entendido como una desgracia. Es una desgracia desde la distancia y en tercera persona cuando no existe vínculo, pues el hecho no tiene mayor incidencia (ni mucho menos importancia) en la vida de quien lo califica como un hecho desgraciado.

Pero ahora desde otra perspectiva, ¿es imprevisto beber alcohol e igualmente conducir, conociendo los resultados de muerte e invalidez que aquello puede acarrear sino a sí mismo a un inocente?. ¿Es imprevisto en la conducción acelerar el motor y brindar más velocidad al automóvil, sabiendo que los reflejos y reacción no son los mismos y se retardan milésimas de segundo en su ejecución?.  ¿Es imprevisto tener armas en cantidad y poderío suficiente como para acribillar a 27 personas, 25 de ellos niños de con 6 años promedio?. ¿Es imprevisto matar sucesivamente a tantas personas, o a alguna?.

Los dos ejemplos alguien podría calificarlos como diferentes, pero no lo son porque en ambos existe una o varias víctimas y un victimario. Investigadores, profesionales, expertos, y aficionados a la temática nos señalan sus hipótesis del porqué “alguien a sabiendas hace lo que no debe, y lo hace a sabiendas que tendrá resultado fatal”, y seguramente mucho más nos dirán sobre el particular.

A nosotros los que no somos ni investigadores, ni expertos, ni aficionados, nos surgen teorías explicativas sencillas y hasta domésticas, que de una manera u otra intentan dar cuenta de ese “porquè”.  El ebrio que maneja mejor estando “borracho”, seguramente es un cercano (hasta familiar) y mil veces hemos presenciado como bebe sin lìmite y además se mofa de su fortuna pues hasta ahora no le “ha ocurrido nada”,  y además asegura con certeza que nada le seguirá ocurriendo. Pero es tan así?.  Por regla general, un ebrio con gramos de alcohol en la sangre abandona su estado de inhibición y siempre ostenta suficiencia, deformando o metamorfoseando así su real personalidad. En esa condición obviamente pasarà por sobre las normas que regulan el tránsito, “atropellando” todo lo que sea normal en el trayecto, como lo es el simple acto de trasladarse de un lugar a otro en su vehículo.

En el caso del joven pistolero, ¿què es lo que gatilla en su “estado consciente” la necesidad de matar fríamente?. Me permito en este caso asegurar que la salud mental y los factores cognitivos están alterados y distorsionados entre la realidad y la ficción, y eso los hace no distinguir entre el sustento valórico, los aspectos formativos, religiosos, sociales y de diversa índole que estructuran su mentalidad, y la fantasía, que está generada por un elemento conductor . Es cada vez más frecuente que se atente la vida de las personas, ya hemos asistido con anterioridad a presenciar hechos que son lamentablemente proporcionales. Las actuales generaciones viven un desarrollo físico y mental completamente diferente a aquellas que nos trajeron a esta época.  

Hoy los “mundos” personales de cada uno son completamente diferentes a los de antaño. Hoy nuestra personalidad crece y se manifiesta casi (sino) públicamente, y a la vez está bifurcada a diario por cuestiones correctas y las que no lo son, pues se piensa que ambos caminos llevan al mismo sitio. E indudablemente en ello está presente e impacta el acceso a la tecnología llámese videojuegos que enajenan de la realidad desarrollando adicciones, emulación y admiración por seres inexistentes; la auténtica facilidad para ampliar los círculos de amigos que nunca se sabe quiénes verdaderamente son;  los cambios sociales que demuestran las escasas posibilidades de progresar unidos sino más bien separados unos de otros y lo que es peor discriminando sin respeto;  las mayores frustraciones que se desprenden del medio propio debido a dificultades que no se toleran, siendo aquellas parte también del enriquecimiento de la vida; etc. etc.

Sin duda se actúa sabiendo lo que se hace. Pero el crecimiento, la formación, la disciplina formativa, y otros valores fundamentales humanamente hablando, se alejan más cada día para millones en el planeta. Espero no desaparezcan.

TESORERO DE CURSO, ... loable o vergonzoso?


la Tesorera se llevó el dinero de los niños”; “el Tesorero desapareció con la plata del curso”, ambos comentarios que sin duda son fuertes e impactantes, se suceden no de modo frecuente pero sí en más de una ocasión en los colegios, especialmente cuando se viene el fin de año y cuando se generan entonces, diversas actividades que coronan los esfuerzos de los niños, con ello premiando un año de estudios y la superación del grado educacional. Episodios como el señalado, son dolorosos para el grupo de estudiantes y padres, pues en muchas ocasiones se convierte en la frustración a un cúmulo de buenas intenciones, ideas y tareas que se sustentan precisamente en los fondos que se reúnen con tanto esmero (también sacrificio) y que provienen del bolsillo de cada uno. En un comienzo las actitudes irritadas, groseras y de malos tratos, apuntan incluso al alumno hijo de quien es depositario de los dineros, … pero cómo se llega a este escenario?.

En todos los colegios y mensualmente pues así está normado, las reuniones de padres y apoderados se realizan con la finalidad de informar avances pedagógicos, discutir temas relacionados a la formación valórica y social, debatir problemáticas de cada grupo curso en particular, e informarse sobre las actividades generales del establecimiento. Paralelo a esta actividad, la Ley señala la necesidad de que cada colegio posea una Directiva de Padres y Apoderados, quienes los representan y también los lideran, surgiendo ellos a su vez de las bases o grupos curso. Cada curso a su vez tiene una directiva, la que a su vez debe estar conformada por una o un Presidente, un o una Secretaria, y un o una Tesorera, a su vez es importante agregar que en algunos establecimientos se suman a los anteriores algunos llamados Directores apoderados de algunas Áreas que pueden ser Deportes, Artes, Recreación, etc.

La finalidad y el espíritu de la Ley al obligar la conformación de una Directiva de Padres, es la de lograr una participación más interactiva de los apoderados en las tareas propias del colegio y por ende del grupo curso, pero apuntando siempre a la líneas directrices del Proyecto Educativo de cada establecimiento, cuyo proyecto vale señalar no siempre es similar al de otro colegio. Esta figura resulta como base entonces para la conformación y elección de los representantes de los Padres ante el Consejo Escolar de cada colegio que a su vez está  constituído por todos los estamentos (profesores, alumnos, dirección, padres, y en el caso que corresponda sostenedor).

Pero volvamos al tema de los tesoreros de curso. Es significativa y categóricamente loable la iniciativa de que los padres propongan proyectos propios y alguna iniciativa financiada con recursos propios para el fin de año de los niños. Esto se da con mayor relevancia cuando los niños se gradúan de Octavo Básico y también licencian de su Enseñanza Media. Esos eventos para los alumnos, quedan grabados a fuego en la memoria y se llevan en el recuerdo durante toda la vida. Así entonces surgen los paseos de fin de año, las fiestas de gala, los regalos, los reconocimientos a los profesores, las muestras de afecto que nunca antes se hicieron tangibles, y tantas otras circunstancias que se sustentan precisamente en el dinero recaudado.

Los dirigentes de padres y los tesoreros en la mayoría de los casos, surgen de iniciativas voluntarias y es frecuente muchas veces, que ostenten experiencias anteriores por tanto se empoderan (no sabiéndolo muchas veces) de un cargo que es sin duda de mayor complejidad tratándose de dineros. Hecha la salvedad anterior, cuando alguien señala con su dedo acusatorio y califica la desaparición de los fondos como un robo, aquello no es tal. Robar o hurtar es la acción de quitar ya sea por la fuerza, o por distracción, o bien contra obligación de pago. Los dineros que se entregan a una persona, en esta figura son voluntarios y por tanto se entrega en conjunto con los montos, el más valioso y el más costoso de los tesoros humanos, el depósito de la confianza. Ahora, que aquella confianza se fracture y con ella se disuelvan los dineros, a mi juicio es solo consecuencia de los excesos de confianza (y también porqué no decirlo de comodidad). La obligación de todos ante un tema tan relevante que implica el éxito de una intención, proyecto o actividad, es la de trabajar, colaborar, supervisar, y cotejar todos los aspectos en conjunto o en equipo involucrando a todos.

Que alguien desaparezca con dineros de todos como en este caso particular, puede siempre hacerlo y no tendrá sanción legal sino solamente social y moral, dejando expuestas a la familia y en particular a los hijos. En definitiva no es saludable para la formación de un niño, vivir la vergüenza y comprender que su padre o madre atenta y quiebra un valor tan relevante como es el de la confianza de un grupo tan cercano de amigos y también de padres. Agreguemos a lo anterior lo mediático, pues no estarán ausentes los descriterios y las actitudes primitivas de algunos para acusar a viva voz, o bien para descalificar sin mayor miramiento. En consecuencia, los ambientes que se suscitan en este contexto son definitivamente inapropiados, por tanto no se debe jamás desatender un aspecto de tanta magnitud, más cuando en la actualidad el bullying es caldo de cultivo en los colegios de todo el mundo.

No es intención de estas letras justificar un hecho tan vergonzoso. No es también intención degradar la loable tarea de los miles y miles de tesoreros y tesoreras de curso, que velan y protegen los dineros, ... de ellos mismos en primer lugar, de sus parejas, de las desafortunadas circunstancias, pero fundamentalmente de la necesidad y de la oportunidad.

La solución a temas de esta naturaleza es única y exclusivamente, informar frecuente y nítidamente de los ingresos y los gastos, mostrar y demostrar ante los demás que los dineros están a la vista de todos y además a buen resguardo, como factor humano se deben presentar ante la asamblea de curso los antecedentes de gestiones anteriores y demostrar de hecho que las intenciones son las de apoyar el proyecto para los niños, no obstante lo anterior, siempre será relevante no solamente oír al presidente sino siempre también al tesorero o tesorera para que se exponga a preguntas y exponga también sobre la materia que le es inherente.

Los tiempos negados y estrechos de cada reunión, favorecerán también la circunstancia de no informar. Por tanto es obligación de cada padre y madre, cooperar con la tarea que todos se propongan y colaborar para que nadie sufra caída en la ejecución del cometido. No obstante si aún así sucediera, … la responsabilidad es de todos.

CARIDAD, ... invisible a los ojos


Antonio Garrido, Alcalde de la Ilustre Municipalidad de Independencia una de las comunas céntricas de la Región Metropolitana de Chile, está en el “ojo” del huracán periodístico y de la ciudadanía, debido a su especial modo de manifestar su caridad con las personas necesitadas. "Esto es una iniciativa propia del alcalde que la viene realizando aproximadamente hace dieciséis años, casi todos los viernes, enfrente de la Municipalidad, nunca dentro", así explica un funcionario del municipio la práctica que según él por años se realiza y que contempla la entrega de $1.000.- (US$2.-) a cada uno de los que hacen fila en el frontis del edificio. 

La caridad es uno de los elementos más nobles del ser humano, pues ello impulsa a la solidaridad con los semejantes. Su inspiración y origen está radicada en la sensibilidad propia e íntima de cada cual. Dar sin esperar retribución es hermoso, pues queda un sabor espiritual indescriptible de satisfacción. Señala el pasaje de un famoso libro sobre la caridad: “que tu mano derecha no sepa lo que hace tu mano izquierda”, cuya interpretación apunta precisamente a la omisión de difundir y mucho menos publicar sobre el acto en sí, instalando como repudiable decir “ayudé” o decir “yo le dí”, pues generalmente nadie obliga a “dar” o “regalar”. 

El contexto sin duda objeta la caridad en este caso. Primero, estamos situados a tres meses de elecciones municipales, y la sensibilidad política busca siempre la vulnerabilidad de los rivales. Segundo, la caridad comienza por casa y es allí también en la intimidad donde debe plasmarse para evitar tanto revuelo y tanta prensa, entonces, mientras más alejado del municipio mejor. Y tercero, sucede que no siempre la caridad es recibida por quienes la requieren, circunstancia manjar para la suspicacia y alimento para la crítica que busca denostar. 

Conclusión, exponer a la caridad resulta en efectos definitivamente adversos. Ella siempre deberá ser anónima y deberá estar oculta de miradas suspicaces, deberá moverse sin ruídos y con pisadas inaudibles, y finalmente deberá actuar y hablar muy bajo para que solo sea un acto entre dos (quien da y quien recibe). Definitivamente entonces, todo lo que se realice con fines solidarios, sea público y a la vista de todos, tiene cualquier nombre, menos el de caridad.