viernes, 6 de diciembre de 2019

DAÑO COLATERAL, ... consecuencias de un sueño

Los índices económicos anuncian que para Chile son días de estrechez los que se avecinan, los que en algunos sectores ya se han instalado. Luego de un mes y medio de una desorientación política sin parangón resultado de las manifestaciones, protestas, vandalismo, saqueo, violaciones a los derechos humanos, destrucción de la propiedad privada y pública, además de una aguda polarización, ya se van asomando paulatinamente las consecuencias de un movimiento que sin dudas es legítimo, y que sin discusión otorgó tribuna al dolor provocado por el abuso del que ha sido víctima por décadas gran parte de la población chilena.


Las recesiones económicas chilenas de relevancia que han frenado y retrasado el crecimiento país en las últimas décadas han sido generadas por factores externos llámese crisis asiática, default norteamericano en conjunto con la crisis europea, y la actual rencilla china norteamericana por los mercados. Sumemos a las anteriores las crisis económicas sufridas por las naciones debido a catástrofes naturales propias y otras no tan naturales como los incendios forestales de mayor cuantía.  

La economía tiene una sensibilidad enorme en sus movimientos y muestra de aquello es la tendencia de los mercados y las bolsas en el mundo. Evidentemente también que la humanidad y por tanto los nacidos en el siglo pasado y comienzos de este siglo, han vivido bajo el imperio del dinero y su particular reacción a los anuncios políticos, a los desastres, a los cambios de gobierno, y también a la manipulación con falsas amenazas, no obstante, al final la economía encuentra su cauce "natural".

Dicho todo lo anterior, es innegable que los efectos económicos que tendrá la crisis en Chile serán profundos y arrastrará consigo a numerosos chilenos y sus familias a vivir días de mayor necesidad. No sé si calificar de derrumbe económico o de desastre económico lo que viene ad portas. Lo que sí es importante de señalar, es que si el movimiento denominado estallido social buscaba el instalar cambios y mejoras en la calidad de vida de los chilenos difícilmente lo logre, pues los enquistados en el movimiento que se escudaron en la violencia y el vandalismo, perjudicaron el legítimo valor de las demandas y pisotearon la confianza que se requiere para verdaderamente progresar.

Los abusos del sistema chileno en manos de privados no se disminuyen con destrucción y odio, por el contrario lo nutren y lo engordan, porque tienen el mismo origen.

lunes, 18 de noviembre de 2019

SOLUCIONES AL ESTALLIDO SOCIAL, ... visión humilde

Llamativo es el desfile de "expertos", representantes de partidos políticos, opinólogos, y de un cuanto hay por los canales de televisión y radios chilenas, expresando sus posturas y recetas en contexto del movimiento social reciente. Consecuentemente es penoso que todos los personajes que han utilizado tribuna rasgando vestiduras, lagrimeando con suspiros, y atribuyendo responsabilidades de este y otro sector, aún no sean capaces de interpretar verdaderamente los hechos y por ende es preocupante que no haya a la fecha surgido nadie aún que diga sin tapujo cuál es la verdadera problemática que genera la herida hemorrágica que sufre la ciudadanía en la actualidad.

31 días de Descontento Social - La Tercera

La firma de un acuerdo Parlamentario que busca hacerse eco de la demanda ciudadana con la realización de plebiscitos cuyo fin es la modificación de la Carta Magna (Constitución), deja la sensación de mucho menos que gusto a poco. El anuncio presidencial de algún porcentaje de aumento  a la pensiones mínimas y del aumento subsidiado al sueldo mínimo, dejan también la sensación de mucho menos que gusto a poco. En estos dos hechos se basan las soluciones inmediatas que han propuesto el poder legislativo y el ejecutivo a la crisis.

Es justo decir también, que las soluciones inmediatas brindadas a la ciudadanía se enmarcan en esfuerzos mayores y casi desgarradores por parte de los parlamentarios, quienes al parecer tuvieron que negociar hasta su ropa interior en pro de ese "gran acuerdo". Y es justo asimismo, entender que el Ejecutivo estudió empíricamente y con responsabilidad fiscal, los aumentos de las limosnas que recibirán los chilenos que caminan a diario por la línea de la pobreza y de la asfixia económica.

No obstante, los problemas del sistema que frustran e irritan  al "pueblo" aún no han sido atendidos y lo que es peor,  no se vislumbra por parte alguna la solución. Dicho lo anterior pues la modificación constitucional sólo apunta a una evolución política y al mejoramiento (?) de los poderes, no así a los graves abusos y a la displicencia que practica el sistema en su totalidad.

No es de mi particular interés el hecho que tengamos o no una nueva o vieja o manoseada constitución. Es sí de mi mayor preocupación el hecho que no se tomen medidas legales inmediatas en contra del grupo farmacéutico chileno extranjero que ha "cogoteado" a la población con una banda de precios que se puede tildar mínimamente de asesina. Y por tanto continúa hoy y a diario en su descaro.

Es de mi mayor preocupación que los representantes de la ciudadanía en el Congreso de la República, continúen y sigan con sus añejas disputas infantiles, resolviendo asuntos irrelevantes, y haciendo caso omiso de los gritos del movimiento en orden a que sus sueldos son aberrantes. Ojo no solo los sueldos sino también la enorme lista de privilegios que ostentan, por nombrar algunos los pagos de gasolina, viáticos, y gastos anexos a veces impropios.

Preocupa que el Poder Judicial no brinde ninguna señal de rigurosidad, llevando a la cárcel a los ladrones castrenses y policías uniformados que han robado sin vergüenza alguna el dinero que generan los chilenos. Preocupa también que habiendo existido pruebas y sanciones de tribunales, aún no exista en Chile ningún sacerdote violador de niños en la cárcel ni mucho menos cumpliendo pena alguna. Resulta angustioso y dramático que los hechos de colusión, soborno y cohecho dirimidos por los tribunales de la República, solamente ameriten clases de ética estando a todas luces bajo el Código Penal cuyo fin es sancionar delitos (de delincuentes valga la redundancia).

Es de la mayor preocupación que ninguna voz dentro de los Poderes del Estado insistan o puedan o intenten modificar el sistema de AFP, estando aquel supeditado exclusivamente a las Leyes que siempre podrán modificarse. Dicho lo anterior, es evidente que alguien o un grupo de favorecidos está por impedir toda intención que proponga modificar las multimillonarias ganancias de los inversionistas que manejan los dineros de todos los trabajadores chilenos.

El mismo caso anterior se aplica a las aseguradoras privadas de salud llamadas ISAPRE. Sobre el particular un Senador de la República en televisión señaló que el lobby impedía modificaciones a la Ley de Isapres, entendiendo por Lobby un grupo de presión formado por personas con capacidad para intervenir en un gobierno o una empresa en lo relativo a las decisiones políticas o económicas.

La mayoría de las demandas de la calle, están en las leyes que nuestro sistema Parlamentario ha resuelto y negociado. Están en la gestión que un mandatario puede desarrollar y promover. Están en las manos de quienes ostentan el poder económico. Están en definitiva muy lejos de quienes desean que los abusos cesen. Ninguno de los anteriores ha expresado la voluntad de cambiar una coma.