lunes, 18 de noviembre de 2019

SOLUCIONES AL ESTALLIDO SOCIAL, ... visión humilde

Llamativo es el desfile de "expertos", representantes de partidos políticos, opinólogos, y de un cuanto hay por los canales de televisión y radios chilenas, expresando sus posturas y recetas en contexto del movimiento social reciente. Consecuentemente es penoso que todos los personajes que han utilizado tribuna rasgando vestiduras, lagrimeando con suspiros, y atribuyendo responsabilidades de este y otro sector, aún no sean capaces de interpretar verdaderamente los hechos y por ende es preocupante que no haya a la fecha surgido nadie aún que diga sin tapujo cuál es la verdadera problemática que genera la herida hemorrágica que sufre la ciudadanía en la actualidad.

31 días de Descontento Social - La Tercera


La firma de un acuerdo Parlamentario que busca hacerse eco de la demanda ciudadana con la realización de plebiscitos cuyo fin es la modificación de la Carta Magna (Constitución), deja la sensación de mucho menos que gusto a poco. El anuncio presidencial de algún porcentaje de aumento  a la pensiones mínimas y del aumento subsidiado al sueldo mínimo, dejan también la sensación de mucho menos que gusto a poco. En estos dos hechos se basan las soluciones inmediatas que han propuesto el poder legislativo y el ejecutivo a la crisis.

Es justo decir también, que las soluciones inmediatas brindadas a la ciudadanía se enmarcan en esfuerzos mayores y casi desgarradores por parte de los parlamentarios, quienes al parecer tuvieron que negociar hasta su ropa interior en pro de ese "gran acuerdo". Y es justo asimismo, entender que el Ejecutivo estudió empíricamente y con responsabilidad fiscal, los aumentos de las limosnas que recibirán los chilenos que caminan a diario por la línea de la pobreza y de la asfixia económica.

No obstante, los problemas del sistema que frustran e irritan  al "pueblo" aún no han sido atendidos y lo que es peor,  no se vislumbra por parte alguna la solución. Dicho lo anterior pues la modificación constitucional sólo apunta a una evolución política y al mejoramiento (?) de los poderes, no así a los graves abusos y a la displicencia que practica el sistema en su totalidad.

No es de mi particular interés el hecho que tengamos o no una nueva o vieja o manoseada constitución. Es sí de mi mayor preocupación el hecho que no se tomen medidas legales inmediatas en contra del grupo farmacéutico chileno extranjero que ha "cogoteado" a la población con una banda de precios que se puede tildar mínimamente de asesina. Y por tanto continúa hoy y a diario en su descaro.

Es de mi mayor preocupación que los representantes de la ciudadanía en el Congreso de la República, continúen y sigan con sus añejas disputas infantiles, resolviendo asuntos irrelevantes, y haciendo caso omiso de los gritos del movimiento en orden a que sus sueldos son aberrantes. Ojo no solo los sueldos sino también la enorme lista de privilegios que ostentan, por nombrar algunos los pagos de gasolina, viáticos, y gastos anexos a veces impropios.

Preocupa que el Poder Judicial no brinde ninguna señal de rigurosidad, llevando a la cárcel a los ladrones castrenses y policías uniformados que han robado sin vergüenza alguna el dinero que generan los chilenos. Preocupa también que habiendo existido pruebas y sanciones de tribunales, aún no exista en Chile ningún sacerdote violador de niños en la cárcel ni mucho menos cumpliendo pena alguna. Resulta angustioso y dramático que los hechos de colusión, soborno y cohecho dirimidos por los tribunales de la República, solamente ameriten clases de ética estando a todas luces bajo el Código Penal cuyo fin es sancionar delitos (de delincuentes valga la redundancia).

Es de la mayor preocupación que ninguna voz dentro de los Poderes del Estado insistan o puedan o intenten modificar el sistema de AFP, estando aquel supeditado exclusivamente a las Leyes que siempre podrán modificarse. Dicho lo anterior, es evidente que alguien o un grupo de favorecidos está por impedir toda intención que proponga modificar las multimillonarias ganancias de los inversionistas que manejan los dineros de todos los trabajadores chilenos.

El mismo caso anterior se aplica a las aseguradoras privadas de salud llamadas ISAPRE. Sobre el particular un Senador de la República en televisión señaló que el lobby impedía modificaciones a la Ley de Isapres, entendiendo por Lobby un grupo de presión formado por personas con capacidad para intervenir en un gobierno o una empresa en lo relativo a las decisiones políticas o económicas.

La mayoría de las demandas de la calle, están en las leyes que nuestro sistema Parlamentario ha resuelto y negociado. Están en la gestión que un mandatario puede desarrollar y promover. Están en las manos de quienes ostentan el poder económico. Están en definitiva muy lejos de quienes desean que los abusos cesen. Ninguno de los anteriores ha expresado la voluntad de cambiar una coma.

viernes, 8 de noviembre de 2019

ESTALLIDO SOCIAL, ... Chile hoy

Si usted tiene la fortuna de vivir en Chile, seguramente tiene su propia opinión y vivencia en cuanto los hechos que se han suscitado y que se realizan hasta hoy pareciera de un modo interminable. Las convocatorias constantes y diarias por diversas materias, han generado marchas y manifestaciones casi instintivas, asimismo, no ha existido personaje ni organización alguna que no avale las demandas. Se ha denominado a este movimiento y de un modo muy asertivo: "Estallido Social".

Es tan extenso el listado de inquietudes sociales y es tanto el tiempo que se han tardado todas las instituciones en Chile (excepto alguna) en resolver las dificultades en las más diversas áreas, que sin duda es complejo hallar una hebra en la madeja de las soluciones para tranquilizar los ánimos ciudadanos. Los chilenos hemos presenciado en palco durante décadas, los vejámenes y manoseo de la moral y la ética, pilares fundamentales del desarrollo humano que resulta en los márgenes de respeto mutuo y en la valorización altruista de la empobrecida democracia nuestra. También hemos presenciado como se viola sistemáticamente la dignidad chilena, atropellada y abusada una y otra vez por aquellos que desde la cima del poder, creen con obstinada convicción que la razón, la verdad y la integración están solamente en las manos de ellos.

La decadencia de la Justicia; que ha protegido y también exonerado de tácita culpa a parientes y amigos de líderes políticos; que ha ignorado las lágrimas de padres contra depredadores sexuales abusadores de niños quienes caminan por las calles a pleno antojo; que ha postergado y "chuteado" sanciones a altos uniformados que han usurpado dineros fiscales; .. esa misma Justicia que a diario deja libre una y otra vez a los agresores delincuentes quienes roban en portonazos, en calles, y atacan a familias en sus hogares, … esa Justicia que tarda años en resolver las colusiones (confort, pollos, farmacias) y los robos de las empresas "negociando" condonaciones con las grandes y castigando a las pequeñas con multas eternas, y como guinda de la torta, esa misma Justicia que acusa y exonera a Jueces provocando el suicidio culposo de alguno producto de la instalada corrupción y solo mostrando un espectáculo farándulero que está muy alejado de sus obligaciones. La Justicia en Chile se ha transformado en una "escort", que presta sus servicios solamente a quien los puede pagar.

La precaria Salud, que afecta a tantos y tantos chilenos quienes mueren y se agravan día a día en la espera de una atención clínica producto de que las especialidades médicas en el sector son escasas debido al desprecio por parte de los galenos al sector público, salud debilitada que afecta en especial a la tercera edad producto del robo legalizado en los precios de medicamentos por parte del sector farmacéutico, salud añorada que afecta a la gran mayoría de los chilenos debido a la mínima infraestructura pues la inversión estatal ha mejorado es cierto pero de modo tan mezquino en los últimos años. En este mismo orden, la burla ejercida por el sistema privado de salud llamado Isapres, quienes nos muestran año a año sus insensibles y multimillonarias ganancias. La Salud es "vitalidad ciudadana", y los gobiernos chilenos han ignorado su prioridad.

La manoseada Educación que tiene responsables en todos sus actores, desde las actuales políticas metodológicas, pasando por la nula obligatoriedad y cómoda participación del alumnado, la responsabilidad del profesorado en supeditar sus demandas por sobre el cumplimiento de los deberes contractuales, la triste diferenciación de clases pues en la Educación existen élites y carteles que resuelven aspectos muy alejados del verdadero aprendizaje, … un aspecto relevante es la proliferación de universidades y carreras universitarias sin contenido y con escasa ética profesional, … estos y muchos otros factores han convertido hoy a la Educación de Calidad en una utopía. La educación sin disciplina es imposible.

Las alicaídas instituciones: la Parlamentaria que es representativa de los chilenos en la legislación y que hace mucho tiempo se ha convertido en un circo romano donde el espectáculo entre luchadores (partidos políticos) es lo único que cuenta, agregado al hecho de que la cantidad de representantes, las dietas, y la indiferencia por las verdaderas dificultades de los chilenos es el pan nuestro. Las instituciones de las Fuerzas Armadas y de Orden, cuyos superiores han adquirido la cultura del derroche y la poca vergüenza. La institución de la Presidencia de la República, que a todas luces está mal asesorada, haciendo defensa de lo indefendible y entregando "aspirinas" a una enfermedad social que es crónica y actualmente en estado casi comatoso.

Las mentiras a lo largo de los años han sido interminables, desde que la TV por Cable jamás tendría comerciales, que el Impuesto Específico a los combustibles sólo se iba a aplicar durante un tiempo hasta que la crisis terminará, que las empresas de servicio llámese agua, energía eléctrica, al pertenecer a inversionistas extranjeros siempre favorecerían a los clientes, que el Transantiago mejoraría la calidad de vida los santiaguinos, etc., etc.

Finalmente, irrita que las grandes empresas del retail roben descaradamente transformando el crédito (la necesidad) en el puente para estafar con factores agregados a sus clientes; irrita que las autopistas concesionadas ahoguen a usuarios por usar los caminos y cobren hasta por respirar basados en contratos realizados entre cuatro paredes; irrita que los bancos los mismos que fueron socorridos por el Estado de Chile en la década del ´80 a la fecha tengan a la "usura" como exclusivo horizonte; irrita que las AFP hoy transformadas en auténticos commoditie, se encuentren en manos de inversionistas extranjeros quienes operan los multimillonarios fondos de los chilenos, en acciones y economías que solo un grupo de iluminados conoce y que los afiliados jamás conocerán, por ende frustra el hecho que al final de la vida laboral esa misma AFP le entregue al pensionado el dinero que ahorró para su jubilación, y no le diga que su dinero financió proyectos tanto internacionales como nacionales y por cuyos usos deberá pagar él y sus descendientes.

Toda esta "cazuela" de circunstancias y muchas otras, han suscitado marchas, manifestaciones, vandalismo, saqueos, violencia, y quizás que otra catástrofe porvenir. Asimismo, claro que es complejo separar la anarquía de los actos referidos a los Derechos Humanos, ello porque está enquistado lo uno con lo otro y se plasma en odios recíprocos acumulados por décadas. Nadie en su sano juicio valida la violencia, pero concordará en el hecho de que tantas injusticias y abusos han engendrado seres frustados y dispuestos a dañar sin pensar en consecuencias. Si la conclusión final es que los actos violentos merecen castigo, es nítido de que sí lo merecen, pero por favor es importante no olvidar que la violencia está instalada también en cada uno en los actos anteriormente detallados y por ende en sus consecuencias cotidianas. Cada uno tiene su cuota de culpabilidad.

Lamentablemente la historia de la Humanidad se ha desarrollado de tragedia en tragedia, los imperios han hecho lo suyo, las guerras han dejado solamente miseria, los gobiernos mundiales una vez en el poder al parecer cierran sus oídos y se cobijan reiteradamente al abrigo del dinero, dinero que al parecer es el verdadero propietario de las soluciones pero a su vez es tan enemigo y distante de los preciados valores humanos.

Amenazado por el desorden público desde el rincón de la tristeza escribo estas letras, para plasmar un sentir de Ciudadano Chileno que aboga y cree aún en la esperanza de que los abusos cesen y la paz con progreso lleguen algún día a nuestro país.