jueves, 8 de mayo de 2008

TARJETA O DINERO?, ... cómo paga?

Que interesante es el tema de las Tarjetas de Crédito. Más cuando en un país como el nuestro donde aún se permiten ciertas transgresiones a los derechos de los consumidores. Donde a diario por la compra de un producto o servicio, existen múltiples fallas, como ejemplo solo basta echar un vistazo a la página reclamos.cl.
Es increíble como el negocio del crédito es tan significativo y oneroso para las grandes empresas, y para sustentar lo que señalo solo haga Ud. el siguiente ejercicio: cuando se adquiere un producto o servicio es ya parte de la costumbre el utilizar el pago con tarjeta, incluso nos miran como a un alienígena cuando expresamos el pago se hará en efectivo o cash.
Luego de lo anterior, observemos los cobros de la transacción los que poseen items que jamás se nos plantearon, es así como aparecen Ajustes siempre a desfavor nuestro, Seguros de diversa naturaleza, Intereses (hasta por adelantos), Mantenciones, Habilitaciones, etc, ... todo lo anterior agregado al valor del producto que adquirimos. También sin dejar de nombrar los cobros itemizados que muy pocos entienden en las cuentas por servicio, llámese de electricidad, gas, agua, y otras.
Es normal y frecuente que por lo menos se pague más del 30% del valor del producto cuando se utiliza un crédito. Pero sucede que ya es una costumbre arraigada el comprar así. Días atrás en la visita a uno de estos grandes Mall donde las tiendas retail son las que al parecer venden más, me sorprendía como la gente en su gran mayoría, salía de aquel lugar, cargados con bolsas, productos y de un cuanto hay ... imagino con crédito ... a su vez sonriendo, como lo hacen precisamente también en aquellos spot televisivos, donde todos al parecer son felices y con sonrisas inmensas solo por el hecho de comprar, sin dejar de nombrar el trasero de la jovencita que aún no comprendo que relación tiene con el producto publicitado.
Generalmente comento que solo basta leer la letra chica para saber de que se trata un aviso comercial que invita a comprar, letra chica que tiene una milésima de segundo en pantalla, y que cuando estamos frente al vendedor, la presión del apuro, los interminables papeles y la necesidad incansable solo de la firma en varios sectores del documento, impiden también leer con atención los párrafos que sí son importantes para conocer bien de que se trata la compra a crédito..
Nos quejamos frecuentemente de los actos de corrupción, nos quejamos de los altos niveles de sinverguenzura, nos quejamos y también escribimos en un blog sobre las deficiencias de esto y lo otro. Alguien me señalaba en más de alguna oportunidad que le estaban cobrando algo así como $200.- o $300.- pesos de algo que jamás había solicitado, pero también me manifestaba quién pagaba el costo del reclamo (traslados y tiempo) invertidos en lograr la reparación de esa anomalía? ...

No hay comentarios.: