martes, 17 de noviembre de 2015

EDUCACIÓN PÚBLICA Y GRATUIDAD, ... confundido y asustado

Por Educación Pública entiendo aquella que el Estado gestiona y cauciona, acorde a los factores normativos y jurídicos promulgados. Consecuentemente la Educación Pública prebásica, básica, media, y superior se entiende como aquella que es financiada o subvencionada con fondos fiscales.

El problema fundamental de la Educación Pública, radica en que las instancias, organismos, instituciones, etc., que el mismo Estado posee para la aplicación y supervisión de la Educación y que en la fórmula debieran ser rigurosos, en la práctica son débiles y en extremo flexibles, ... ello resulta en normativas y leyes burladas, abusadas y usuradas por un sistema administrativo docente y educacional, que antojadiza, mezquina, conveniente, e interesadamente no le permiten una verdadera y óptima funcionalidad y desarrollo. 

Deriva todo entonces en fórmulas de calidad imprecisas y que confunden finalmente a los actores y protagonistas del sistema educacional, cuyos profesores estiman que todo radica en la escuálida remuneración, cuyos directores estiman que todo el problema se soluciona con más recursos, cuyos alumnos señalan que la dificultad es la calidad de la docencia y el mejoramiento de la infraestructura, cuyos padres y apoderados sólo huelen el aroma de la inoperancia educativa, y cuya sociedad observa como un porcentaje importante de educandos han recibido solo una fracción del conocimiento estipulado en los programas de enseñanza viendo frustradas sus aspiraciones de movilidad social.

Esto de modo resumido, es un asunto que posee como consecuencia una multiplicidad de aristas desfavorables. A ello se debe concluyo y puntualmente, la sensación de pérdida del rumbo y que ha desencadenado a la apetecida gratuidad como remedio para todos los males. Definitivamente a su vez y por favor reconozcamos, lo gratuito escasas veces es lo mejor y lo gratuito tiene costo que alguien paga. En nuestro país hoy, tan complejo como el aspecto de la Salud, es el tema de la Educación, lo desalentador es que no se visualizan mejoramientos reales.

Son atrayentes los slogan de campaña cuando se busca una elección presidencial, lo delicado es comprender de verdad que la solución a todos los males está en la rigurosidad del proyecto educativo nacional y en defender verdaderamente el cumplimiento de los compromisos.

No hay comentarios.: