martes, 29 de septiembre de 2009

POLANSKI, ... la fama versus el delito

El cineasta polaco nacionalizado francés Roman Polanski, ha colocado en la discusión el cumplimiento del Derecho versus la Fama y el reconocimiento internacional. Es cierto que el director ha realizado genialidades en el mundo del cine, pero también en sus años de trabajo, han sido también bajos algunos de sus aportes a las carteleras. Pero definitivamente una cosa nada tiene que ver con la otra, cuando una falta repudiada por la sociedad está en el tapete.
La detención en Suiza de este hombre bajo el cargo de violación, país que obligado por los Tratados de Extradición cumple nada más con su obligación, a su vez siendo el motivo de la detención un hecho acaecido hace décadas, deja una lección para todos quienes realizan actos deleznables y a mi juicio, eso es lo que los tribunales norteamericanos han intentado al no quitar vigencia a la orden de arresto y extradición. La justicia norteamericana ha demostrado con este hecho, que su alcance no es solo geográfico sino también que trasciende en el tiempo, recordemos que el acusado no enfrentó los cargos y se declaró en rebeldía al huir de Estados Unidos. Lo que queda es su extradición y enfrentamiento con quienes le imputaron el delito, demostrar su inocencia (si la hay) en un tribunal, y finalmente asumir la sentencia que seguramente quedará zanjada con un “arreglo económico”.
No existe ni existirá jamás en mi razonamiento, alguna compatibilidad entre la fama y el delito, pues la fama es frecuentemente espejo para muchos y millones que anhelan triunfar o recibir el reconocimiento de sus obras. El delito camina por otra vereda totalmente diferente y jamás será referente para lograr el éxito o la fama. Equivocan y confunden por tanto sus comentarios, quienes de manera muy apasionada defienden lo que es estéril defender, buscando excepciones, razones, argumentos, y mil aptitudes en Polanski, que buscan sea liberado de la mano de la justicia.

No hay comentarios.: