viernes, 20 de noviembre de 2009

NO TODO ES LO QUE PARECE, ...

Transcurrían los primeros años de la década del ’90, era una tarde de verano y por tanto el calor hacía estragos. La luz amarilla del semáforo anunciaba que no se podría cruzar la intercepción de calles, pues antes de llegar a la esquina ya se había sucedido la luz roja. En la detención, uno de los conductores observó al que manejaba el vehículo inmediatamente colindante. Aquel con un orgullo especial, y de reojo sabiéndose observado, … hablaba en voz alta por un adminículo parecido a un walkie talkie. Eran los tiempos en que tener un celular, era signo de estatus social y de un poder adquisitivo mayor. Eran los tiempos en que incluso no estaba regulada una normativa, que pudiese sancionar la práctica de hablar por celular mientras se conducía. Pero eran también los tiempos en que no pocos en Chile y también en otros lugares del mundo, … usaron celulares de juguete y también de madera para aparentar e impresionar. Cómo fueron descubiertos? … pues por pretender impresionar y con ello faltando a las leyes de tránsito, ya sea por distracción o bien, por chocar simplemente. Este simple no todo es lo que parece ser, finalmente todo puede ser una ilusiónejemplo tomado de la realidad, es una pequeña muestra de los esfuerzos que se hacen por algunos en el mundo por aparentar.
Tanta será la necesidad ególatra de lucir con fines de impresionar?. A su vez, será en definitiva importante y tanta la impresión que deja en el entorno ver situaciones de esta naturaleza y similares?. Al parecer sí.
Es increíble como la gente es tildada por lo que aparenta fundamentalmente, comparativamente a como es su modo de pensar, o los valores que posea, o los criterios que pueda manejar. No obstante, es innegablemente cómodo ver a alguien bien vestido o aseado, como al contrario ver a alguien que descuida esos aspectos. Pero lo relevante está a mi juicio en los excesos. Exceso es el ejemplo relatado pues me pregunto para qué; exceso es una cirugía plástica innecesaria; exceso es el adquirir marcas comprometiendo los recursos más allá del poder adquisitivo propio; exceso es tildar o calificar a alguien por lo que hace más que por lo que es; y excesos hay en tantas otras situaciones que cada uno vive y ve a diario.
Lo concluyente, es que inevitablemente muchos podrán ser engañados por las apariencias, en especial los que se preocupan por aquello, … pero también siempre habrá algunos que solo las considerarán como parte del todo y no como un significativo aspecto.

(este cuento lo escuché hace mucho ... en el contexto de lo que parece muchas veces no es)
Dos ángeles uno anciano y otro joven en su labor diaria fueron sorprendidos por la noche, y pensaron en solicitar alojamiento en alguna casa del lugar. Llegaron a una mansión donde tocaron a la puerta para pedir pasar allí la noche, el dueño de casa les abrió y luego de meditar sobre lo que los ángeles le pedían, aceptó manifestándoles que solo tenía el sótano para facilitárselos. Así fue como pernoctaron allí. Al día siguiente muy temprano el ángel joven se despertó con el ruido que hacía el ángel anciano, pues aquel se encontraba trabajando en el muro del sótano reparándolo y pintándolo. Posteriormente se marcharon de aquella mansión. Todo el día se lo pasaron en las labores propias de su mandato. Luego al caer la noche nuevamente decidieron buscar ayuda para dormir cobijados. Llegaron hasta una vivienda muy modesta, a cuya puerta llamaron. Luego de unos momentos el dueño de casa apareció y les escuchó la petición de alojamiento. Les hizo pasar y les invito muy cordialmente a quedarse y pernoctar entre todos los integrantes de la familia, que por demás era muy numerosa. Les ofrecieron las camas de los niños para dormir, y así fue como llegó el día siguiente. Al despertar esta vez el ángel joven, escuchó llantos desgarradores y al observar en su entorno vió como los niños se abrazaban a sus padres, quienes en sus rostros reflejaban una angustia enorme. El ángel joven preguntó entonces al anciano ángel qué había ocurrido. Aquel le dijo que la única vaca que brindaba leche y otros alimentos a la familia, había muerto durante la noche. Luego de expresar eso el ángel anciano se acercó a los dueños de casa y les manifestó la adhesión a su dolor, para luego hacer una seña al joven ángel con ello invitarlo a partir.
Luego de mucho andar el ángel joven no pudo más y detuvo al anciano para preguntarle sobre los hechos que habían vivido y para de alguna forma cuestionar. Preguntó, porqué si teniendo el poder para evitar penas a la familia pobre no hiciste nada?, … en cambio sí en la mansión trabajaste con tus manos para reparar un insignificante muro?. El anciano le miró con especial afecto y le respondió: ... debes saber siempre que NO TODO ES LO QUE PARECE SER. El muro de la mansión dejaba al descubierto un filón de oro y yo solamente lo recubrí, … y anoche en esa casa modesta, el ángel de la muerte venía por la dueña de casa, … y yo solo permití se llevara el animal.

No hay comentarios.: