martes, 28 de junio de 2011

MOVILIZACIÓN ESTUDIANTIL, ... eje fundamental

Uno de los ejes fundamentales de la Movilización Estudiantil, que con tomas de establecimientos, universidades, y marchas semanales en este último mes, es el rechazo al llamado LUCRO en la Educación.

En contexto de la Educación Superior, dice la Ley General de Educación (vigente en la actualidad) en su Artículo 53, que las universidades, los institutos profesionales y los centros de formación técnica no estatales, están obligados a constituirse como Corporaciones sin fines de lucro para el efecto de tener reconocimiento oficial. Esto implica que estas instituciones con carácter jurídico, tienen vedado distribuir utilidades entre sus inversionistas. Es evidente, que no pocos de estos “socios”, solo reinvierten en sus propios bolsillos, convirtiendo la ley no solo en pasaje a la riqueza desmedida sino en auténtico papel higiénico.

En cuanto a la Educación Básica y Media, aquella está en manos de Particulares quienes se sustentan en recursos propios y que son los menos en el país; Municipalizados dependientes del estado conocida como la educación pública cada vez más disminuida debido a magros resultados y al éxodo cada vez mayor; y, de Financiamiento Compartido cuyos establecimientos abundan más cada día y con sostenedores (inversionistas), que escasa y mezquinamente reinvierten las ganancias en los colegios o liceos, desmejorando el sistema educativo muy por el contrario a optimizarlo.

Tienen extraordinaria razón los chiquillos en este punto. Y se cae toda oposición, cuando nos situamos en el ámbito familiar chileno.

La entrada del Crédito con Aval del Estado (CAE) hace cinco años al sistema educativo, ha sido una perversa manera de demostrarle a los alumnos que en Chile se hipoteca la movilidad social. El CAE no es otro sino el sistema bancario, sustentando un tema que no tiene que ver con bienes raíces, sino con la riqueza y el desarrollo de una nación. No es justo en definitiva, que un alto número de futuros profesionales pague durante 20 años una carrera universitaria, con tasas de mercado y sujeto a estrictas normas bancarias. Mientras otros que son los menos, se benefician con un Fondo Solidario de Crédito Universitario con tasas mínimas y además, con la facultad de cancelar el 5% de los ingresos anuales del año inmediatamente anterior.

En este análisis es válido hacer un paréntesis y señalar que la población en Chile económicamente hablando (según CASEN), está dividida en quintiles siendo el primero cuya familia tiene un ingreso per cápita hasta $54.000.-; el segundo quintil cuyas familias tienen ingreso desde los $54.000.- hasta los $91.000.-; el tercer quintil desde los 91.000.- hasta $141.000.-; el cuarto quintil desde los 141.000.- hasta los $255.000.-; y los pertenecientes al quinto quintil todas las familias que superen como ingreso per cápita los $255.000.-, vale señalar que en este segmento se encuentra la mayoría en el país con ingresos que fluctúan en medios, altos y muy altos. Otro antecedente importante es que el Salario Mínimo en Chile alcanza a los $172.000.-. Para valorizar y como ejemplo a considerar, la carrera de Medicina con plan de 7 años en la Universidad de Los Andes (privada) tiene una arancel anual (2011) de $5.450.000.- (US$11.522), y la misma carrera en la Universidad de Chile (estatal) tiene una valor anual de $4.138.000.- (US$8.748). Pero ¿qué relación tiene todo esto con la Educación?. Mucha si consideramos que los beneficios y subsidios y becas dependen mucho del quintil. Por tanto, quienes tengan ingresos mayores a $255.000.- tendrán que pagar sino todo, gran parte de la Educación de sus hijos. A todas luces entonces el asunto Educación en Chile no mide capacidades, o aptitudes, o vocación, sino exclusivamente Poder Adquisitivo.

Por consiguiente, el Ministro de Educación en un programa televisivo llamado “Tolerancia Cero” emitido por Chilevisión hace dos semanas, manifestó ante el panel ser parte de inversionistas en la conformación de la Universidad del Desarrollo, y ante la pregunta “Ud. perdió dinero?” expresó “No”. Posteriormente en la misma ocasión, se le preguntó “hay lucro en la Educación?” respondió “”.

Para concluir, es razonable, válido y en pleno derecho que la movilización demande EQUIDAD en la Educación. La desigualdad erosiona todo intento de avance al desarrollo ya sea personal, social o nacional, pues ignorar y hacer oídos sordos a la desigualdad es un costo que incluso imperios han pagado muy caro.

2 comentarios:

Aldo dijo...

Lamentable tu posteo, parece que tambien, al igual que Piñera, no hallas la hora de sintonizar con la demagogia del analisis socialista de la realidad nacional.

Alej@ndro dijo...

Acepto tu crìtica pues asì se interpreta a primera vista mi visiòn sobre el tema en comento. Solamente te pedirè (si es que puedo pedir)considerar que la tendencia partidista nunca estarà en este sitio generada por el autor, pues concordaràs conmigo en que no hablo sobre gratuidad sino equidad, he ahì la gran diferencia conceptual con el mundo de la izquierda. Y si me refiero a la "injusticia", lo hago con el ànimo de optimizar, nunca destruir. Igual es grato saber que los sencillos posteos generan sentimientos de lamentable o favorable en quienes me brindan el honor de leer esta pàgina. Saludos amigo!!