domingo, 24 de julio de 2011

AFECTO Y CARIÑO, ... lo tienes?


Dice la canción “que la gente mayor sobra en todos los sitios”, y en la misma canción el nieto pregunta “porqué te marchas?”. Sin duda, la experiencia de la vida ha enseñado al anciano de esa historia, que no debe relatar al niño las causas de su decisión solamente pidiendo no delate sus lágrimas. Muchas veces sino en la mayoría de las ocasiones, es tan saludable callar el dolor, asumiendo es amargo, que atraganta la respiración y que hiere la sensibilidad, sobre todo cuando el cariño que percibíamos ya no se siente.

Quizás uno de los episodios que más marcan la existencia de una persona, es la despedida (en vida). Tomo como ejemplo el adiós de este abuelo, que seguramente deja a sus familiares más amados y cercanos, alejándose sabiendo es necesario. Son tantas las dificultades a las que estamos a diario expuestos, en la mayoría de las oportunidades cuestiones domésticas que no tienen mayor relevancia, pero que sobredimensionamos como si en ello estuviera tanto en juego. Pero el sustento de todo como también dice la canción, es el afecto, el cariño, el sentimiento, … que a cada momento olvidamos, subestimamos y porque no decirlo, consideramos también evidente, no siéndolo pues requiere de frecuencia, constancia y cultivo.

En el afecto se sustenta la humanidad de cada uno. Su debilitación vulnera la paz, la convivencia, los buenos sentimientos. Su no existencia implica irrelevancia, indiferencia, y ese vacío interior que lamentablemente sufren muchas más personas de las que pensamos, o el número que la estadística nos brinda. Es evidente que quien no se sienta querido abandone el lugar que una vez tuvo. Nadie podría tolerar estoy seguro, estar en un sitio donde no se le estima y hasta se le desprecia. Por tanto, no solo la gente mayor sobra en todos los sitios, sino demasiados también que no son mayores.

Sucede que los afectos también se agotan y se cansan de esperar reciprocidad. Aquí la empatía entendida como ponerse en lugar del otro, es primordial para intentar dilucidar circunstancias y responsabilidades. Entonces cuánta responsabilidad tenemos y también admitimos, en el hecho de que ya no nos quieran, o la apatía de la que somos víctima?. Porque aunque no lo admitamos, tenemos la tendencia gravitacional a calificarnos siempre como víctimas, muchas veces siendo victimarios.

Absolutamente todos los anhelos de la vida, requieren de la plataforma del afecto, si éste no lo acompaña: disfrutarlos es imposible. Preguntarse finalmente qué deseo decir en este post, es responder que busco la reflexión sobre la esencia humana. Lejos de cuestiones mediáticas, ajeno a las calamidades que a diario escuchamos, busco un segundo de pensamiento que permita valorar, atesorar aún más los recuerdos, y así, quizás recapacitar y reconsiderar algún o algunos errores y enmendarlos pues jamás será tarde.

Para concluir, … Usted podría hacer un listado de personas que le quieran de verdad? (pero de verdad), ... luego de lo anterior, usted cree que el número resultante logre ser mayor que los dedos de su mano?

6 comentarios:

Konsta dijo...

Cuando aprendes a querer a alguien nada puede cambiar. La esencia permanece, solo cambia el primer impulso ,ese que te mostró el camino a un sentimiento solido......

Alej@ndro dijo...

la solidez de los sentimientos es inalterable, pero los factores externos lo erosionan ...

Konsta dijo...

A propósito de sentimientos , estos días han sido difícil para los padres que han perdido sus hijos, el dolor es inmenso en cada uno de los Noruegos. Mis pensamientos se dirigen a Noruega a las personas afectadas por los terribles actos de violencia en las afueras de Oslo y todo lo sucedido en las últimas horas........Alla mina tankar går just nu till dom omkomna i Norge och anhöriga .

Alej@ndro dijo...

No existe lugar en el planeta donde alguien pueda aseverar estar SEGURO. Los peligros generados por desquiciados insanos pueden gatillarse en cualquier momento y en cualquier lugar provocando la tragedia. Ciertamente los ojos del mundo están situados en Noruega y en el sufrimiento de las familias afectadas ... incomprensible, inaceptable, ... escapa al razonamiento.

MRaad dijo...

Es duro llegar a ser anciano, dicen q los rasgos negativos de tu personalidad en la vejez se marcan mucho más, hay que revestirse de mucho amor y paciencia para tratar a personas mayores, la gran mayoría son personas abandonas tal vez no físicamente, pero si afectivamente, llegan a ser como un mueble de la casa, están ahí pero nadie les habla, ni siquiera los miran, son seres humanos q sufren mucho el abandono de sus propios seres queridos, estos no recuerdan ni por un instante que gracias a ellos están en este mundo, seducidos por el traginar del mundo dedicados a sus trabajos, estudios, a sus propias familias, incluso la vida social es más importante que estos seres indefensos. No tuve la dicha de disfrutar de mis abuelos, pero me gusta tratar a personas mayores, ellos son como niños, tienen tanta falta de afecto que no cuesta mucho quererlos, no tienen ningún interés de por medio solo desean ser escuchados, dedicarles un poco de tiempo no cuesta mucho, les agrada le cuentes algo de tu vida les gusta reflejarse en alguien más joven, para mi son un verdadero tesoro, aprendo mucho de ellos, son sabios...espero cuando sea una anciana no ser un estorbo para nadie que tenga la suerte de contar con almas que me den afecto y cariño... por eso procuro en mi paso por la vida regar muchas semillas de amor, lo importante es hacerlo con verdadero sentimiento, pues realmente deseo me falten dedos de mis manos para enumerar a todas las personas q me aman...
Hermoso artículo, me llegó mucho hace unos meses trato con una señora de 80 años le doy mi cariño es una persona muy querida para mi, es mi amiga y fue ella quien vino a mi memoria al leer esta lectura.

Alej@ndro dijo...

es grato saber alguien en el mundo comparte pensamientos y vivencias símiles ...