martes, 18 de diciembre de 2012

ACCIDENTE, ... o intención sesgada


Se disponía a enganchar con una cuerda el auto al vehículo de remolque, para de ese modo  llevarlo hasta un taller y repararlo, en eso estaba cuando intempestivamente otro automóvil conducido  por un individuo en manifiesto estado de ebriedad le choca y aprisiona su humanidad contra el auto, dejándole malherido para luego perder la vida”, … ¿este suceso  es un accidente?.  Para ampliar más la idea … “En Connecticut  EEUU un joven  dispara cuatro veces en la cabeza a su madre, luego se dirige a un colegio y asesina a 20 niños y 6 mujeres para luego quitarse la vida”, … ¿es este suceso un accidente?.

Por accidente se entiende el episodio imprevisto que altera la marcha normal o prevista de las cosas, en especial es entendido como una desgracia. Es una desgracia desde la distancia y en tercera persona cuando no existe vínculo, pues el hecho no tiene mayor incidencia (ni mucho menos importancia) en la vida de quien lo califica como un hecho desgraciado.

Pero ahora desde otra perspectiva, ¿es imprevisto beber alcohol e igualmente conducir, conociendo los resultados de muerte e invalidez que aquello puede acarrear sino a sí mismo a un inocente?. ¿Es imprevisto en la conducción acelerar el motor y brindar más velocidad al automóvil, sabiendo que los reflejos y reacción no son los mismos y se retardan milésimas de segundo en su ejecución?.  ¿Es imprevisto tener armas en cantidad y poderío suficiente como para acribillar a 27 personas, 25 de ellos niños de con 6 años promedio?. ¿Es imprevisto matar sucesivamente a tantas personas, o a alguna?.

Los dos ejemplos alguien podría calificarlos como diferentes, pero no lo son porque en ambos existe una o varias víctimas y un victimario. Investigadores, profesionales, expertos, y aficionados a la temática nos señalan sus hipótesis del porqué “alguien a sabiendas hace lo que no debe, y lo hace a sabiendas que tendrá resultado fatal”, y seguramente mucho más nos dirán sobre el particular.

A nosotros los que no somos ni investigadores, ni expertos, ni aficionados, nos surgen teorías explicativas sencillas y hasta domésticas, que de una manera u otra intentan dar cuenta de ese “porquè”.  El ebrio que maneja mejor estando “borracho”, seguramente es un cercano (hasta familiar) y mil veces hemos presenciado como bebe sin lìmite y además se mofa de su fortuna pues hasta ahora no le “ha ocurrido nada”,  y además asegura con certeza que nada le seguirá ocurriendo. Pero es tan así?.  Por regla general, un ebrio con gramos de alcohol en la sangre abandona su estado de inhibición y siempre ostenta suficiencia, deformando o metamorfoseando así su real personalidad. En esa condición obviamente pasarà por sobre las normas que regulan el tránsito, “atropellando” todo lo que sea normal en el trayecto, como lo es el simple acto de trasladarse de un lugar a otro en su vehículo.

En el caso del joven pistolero, ¿què es lo que gatilla en su “estado consciente” la necesidad de matar fríamente?. Me permito en este caso asegurar que la salud mental y los factores cognitivos están alterados y distorsionados entre la realidad y la ficción, y eso los hace no distinguir entre el sustento valórico, los aspectos formativos, religiosos, sociales y de diversa índole que estructuran su mentalidad, y la fantasía, que está generada por un elemento conductor . Es cada vez más frecuente que se atente la vida de las personas, ya hemos asistido con anterioridad a presenciar hechos que son lamentablemente proporcionales. Las actuales generaciones viven un desarrollo físico y mental completamente diferente a aquellas que nos trajeron a esta época.  

Hoy los “mundos” personales de cada uno son completamente diferentes a los de antaño. Hoy nuestra personalidad crece y se manifiesta casi (sino) públicamente, y a la vez está bifurcada a diario por cuestiones correctas y las que no lo son, pues se piensa que ambos caminos llevan al mismo sitio. E indudablemente en ello está presente e impacta el acceso a la tecnología llámese videojuegos que enajenan de la realidad desarrollando adicciones, emulación y admiración por seres inexistentes; la auténtica facilidad para ampliar los círculos de amigos que nunca se sabe quiénes verdaderamente son;  los cambios sociales que demuestran las escasas posibilidades de progresar unidos sino más bien separados unos de otros y lo que es peor discriminando sin respeto;  las mayores frustraciones que se desprenden del medio propio debido a dificultades que no se toleran, siendo aquellas parte también del enriquecimiento de la vida; etc. etc.

Sin duda se actúa sabiendo lo que se hace. Pero el crecimiento, la formación, la disciplina formativa, y otros valores fundamentales humanamente hablando, se alejan más cada día para millones en el planeta. Espero no desaparezcan.

No hay comentarios.: